El CTR (Click through rate por sus siglas en Inglés) ha venido tomando fuerza como uno de los factores de rankeo más importantes para Google. Cabe mencionar que debido a este punto medular, la raza comenzó a tratar de truquear los datos logrando que Google se pusiera a combatir estos esfuerzos (gracias zoquetes!). Por ello, decidí escribir este post para compartirles información valiosa que si bien no les va a decir el teje y maneje, si les dará una idea clara para sacar sus propias conclusiones.

Para comenzar tenemos estos dos pantallazos que serán el ying y el yang del CTR.

Una manipulación bien hecha

manipulación CTR

Una manipulación apestosa

CTR apestoso

Lo primero que tenemos que ver aquí es que la manipulación CTR puede hacerse y tiene diferentes propósitos (no sólo el rankeo). Sin embargo, la cosa no es tan simple como pudiéramos pensar. Google puede darse cuenta cuando la manipulación está hecha de manera precaria y, en el mejor de los casos, simplemente no pasará nada. Pero, si te toca bailar con la más gorda, te va a pasar lo que pasó en la segunda gráfica donde los rankings cayeron. Cabe mencionar que no se ha sabido de una penalización como tal cuando uno manipula el CTR pero no hay nada peor que perder el rankeo y aunque no te penalicen, tu resultado será triste.

La manipulación apestosa no se basa solamente en que Google no te crea sino el dejar huellas a diestra y siniestra y claro que Google no se la va a comer. Ojo en esta parte porque es donde generalmente llegamos a fallar.

La CLAVE maestra para una manipulación exitosa es reproducir patrones naturales. Si la URL no rankea ni en su casa, aunque le metas 150k de búsquedas manipuladas no vas a lograr NADA. Si el título de tu post o página o la descripción de la misma son apestosos, NADIE en su sano juicio le daría click a tu enlace por lo que primero deberás arreglar estos pequeños datos.

Un contenido deberá tener muchas razones para pasar de 0 a 1000 búsquedas derepente así que ten esto en mente si es que quieres manipular el CTR. Además deberás considerar las recomendaciones que Google te pone en la cajita cuando haces una búsqueda en particular. Ya ves a donde voy con esto ¿verdad?

El CTR está directamente relacionado con el porcentaje de rebote así que si tu contenido está malo será mejor que lo arregles antes de querer mandar tráfico mediante la manipulación del CTR. De hecho, si tu porcentaje de rebote es muy alto, vas a ver que el resultado te puede afectar más de lo que te va a ayudar así que CUIDADO.

En fin, como podrás ver, si hay cosas que puedes hacer pero la realidad es que no es tan sencillo como los tutoriales baratos dicen. Tienes que conocer a profundidad el comportamiento de tu sitio web previo a lanzar una campaña de manipulación.

 

Ahora, se feliz y comparte esta info con quien más quieras. Yeah!